La terapia centrada en soluciones

03 Mar La terapia centrada en soluciones

La terapia centrada en soluciones, no se basa tanto en cómo se ha formado el problema, sinó en cómo este problema es persistente en el tiempo, es decir, qué los mecanismos perpetúan el problema. También se evalúa la manera en que la persona ha intentado solucionar su problema sin éxito, o lo que es lo mismo, las soluciones intentadas fallidas “el más de lo mismo”, y se proponen cambios que van en el sentido contrario, lo que se llama el cambio de 180º. Para ello se analizan las excepciones, o en otras palabras, las ocasiones en las que no se produce el problema y esto se puede dar de manera espontánea, aleatoria o deliberada, en ésta última es en la que se puede trabajar. Es por esta razón que es importante fijarse en qué pasos da la persona para que el problema desaparezca aunque sea de manera momentánea, y así poderlos reproducir de manera cada vez más constante. Es un tipo de terapia muy indicada para hacer cambios e inculcar hábitos en las personas. En este proceso terapeuta y paciente tienen que llegar a un consenso de lo que se quiere conseguir a través de la terapia.  Para ello es muy útil utilizar la pregunta milagro, que indaga sobre las acciones que haría el paciente si ya no existiera el problema, y éstas mismas son las actividades que sería ideal que el paciente volviera a realizar para alcanzar el bienestar.

.

 

No hay comentarios

Comentar